El gobierno colonial de Gibraltar denuncia la incursión en las aguas próximas al Peñón de dos buques españoles.

patrulleragcgibRedacción. Medios llanitos informaban este viernes que se había efectuado una incursión en las aguas próximas al Peñón por parte de buques españoles, lo que provocó una demanda inmediata por parte del gobierno del Reino Unido al Ministerio de Asuntos Exteriores español.

El incidente se produjo en aguas frente al “South Mole” y en el mismo intervinieron dos pesqueros españoles y una patrullera de la Guardia Civil.

La misma fuente aseguró que al parecer los dos pesqueros españoles estaban  empleando un método de pesca ilegal de acuerdo con las leyes de Gibraltar. Los dos barcos españoles fueron acompañados por un buque de la Agencia de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, concretamente el ‘Cormorán Granada’ que más tarde se unió a la patrullera de la Guardia Civil  Río Tormes.

Un portavoz del gobierno colonial aseguró que los dos buques españoles actuaron de manera provocativa y peligrosa. Por otra parte se argumenta que por espacio de 30 minutos los dos barcos ignoraron las advertencias que se les hicieron desde la Colonia.

En respuesta a las preguntas del medio llanito, El gobieno colonial confirmó  que el Foreign Office  ya ha emitido una protesta formal al Gobierno español sobre el incidente, dejando en claro, según afirman, que estas incursiones son inaceptables, por lo que solicitan que se tomen medidas para detener el comportamiento peligroso. Así mismo un portavoz subrayó que estas incursiones son una violación de la “soberanía británica”.

Tratado de Utrecht

Las reivindicaciones jurisdiccionales sobre las aguas que rodean el Peñón de Gibraltar han sido uno de los puntos de enfrentamiento entre España y el Reino Unido desde hace tiempo, a pesar de que el Tratado de Utrecht suscrito entre los dos países el 13 de julio de 1713 deja muy claro qué es lo que el Reino de España cedió a los británicos entonces. Según indica textualmente el artículo X del Tratado, España cedió a Gran Bretaña «la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortaleza que le pertenecen». Es decir, en el texto no se habla para nada de las aguas, aunque España siempre ha entendido que en la cesión se incluyen lógicamente las aguas del puerto.

En 1984, al ratificar la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, el Gobierno declaró que ese acto «no puede ser interpretado como reconocimiento de cualesquiera derechos o situaciones relativas a los espacios marítimos de Gibraltar que no estén comprendidas en el artículo X del Tratado de Utrecht».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s