Desarticuladas dos bandas que introducían hachís en helicóptero desde Marruecos

guardiacivilmaraireAgencias. La Guardia Civil ha desarrollado la operación ‘Bombardeo’, que ha culminado con la desarticulación de dos grupos de narcotraficantes que introducían en el país grandes cantidades de hachís mediante helicópteros, para lo cual entrenaban a los pilotos y contaban con sofisticados equipos que les permitían volar bajo y evitar los radares de detección aérea.

En la operación han sido detenidos los propietarios de las aeronaves, pilotos, instructores de vuelo, testaferros, suministradores de carburante y el personal de apoyo en tierra, encargado de arrendar las fincas donde eran ocultados los aparatos tras la descarga de la droga.

En total han sido arrestadas 15 personas en las provincias de Málaga, Cádiz, Toledo y Madrid, e incautada casi una tonelada de hachís. Los agentes también han intervenido tres helicópteros valorados en 2,5 millones de euros, 810 kilos de hachís, cuatro vehículos, dinero en efectivo, teléfonos móviles y aparatos electrónicos.

La droga era introducida en la península en horas nocturnas, y ocultada en fincas aisladas de la costa malagueña, desde donde posteriormente era distribuida a varios países europeos vía terrestre.

Una de las organizaciones desarticuladas contaba con un prestigioso instructor de vuelo, experto en rescates de alta montaña en los Pirineos franceses y Alpes suizos, que era el encargado de adiestrar a los pilotos que realizaban vuelos transportando el estupefaciente.

El primer helicóptero fue incautado en 2014, cuando tras realizar un vuelo nocturno procedente de Marruecos y ocultar el hachís que transportaba, colisionó con un tendido de alta tensión, resultando fallecido el piloto. Este hecho no mermó la capacidad delictiva de la organización, que adquirió un nuevo aparato más rápido y con mayor capacidad de carga.

La banda estaba perfectamente organizada y jerarquizada, con personal de financiación, captación y adiestramiento de pilotos, suministro de combustible y logística en tierra. Los pilotos eran instruidos en vuelos a baja altura para evitar los radares, y los helicópteros contaban con aparatos de visión nocturna y navegadores de última generación.

De los 15 detenidos seis son españoles, 7 franceses y dos marroquíes. Los delitos que se les imputan son los de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas y receptación. La operación ha sido dirigida por los juzgados de instrucción 3 y 4 de Estepona, con la participación del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) y Servicio Aéreo de la Guardia Civil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s