¿Quién depende de quién?. Por Juan Redondo.

Opinión. Como no podía ser de otra forma, tenía que haber una continuación de aquel artículo que escribiera ya hace algunas semanas, y es que lo que en él argumentaba daba para unos cuantos capítulos.

Es más el pasado 18 de Diciembre, al hilo de todo esto veo un articulo publicado en el diario “El País” con un enunciado ciertamente significativo, donde se dice que “El contrabando se dispara en Ceuta”. En este se expone con total acierto todo lo que en realidad está pasando, que difiere muy poco de lo que en aquel en su momento recogí, quizá este utilice algo más la estadística para elaborar su análisis de la situación, el mío fue mucho más directo, dirigido esencialmente a dar un toque de atención a unas autoridades locales y estatales, cuya actuación en todo este asunto está dejando mucho que desear.

El objetivo de mi artículo era claro, conminar a esas mismas autoridades a actuar con decisión a la hora de solucionar los inmensos problemas que todo este comercio transfronterizo está generando para la ciudad de Ceuta. En el indicaba la necesidad de poner especial énfasis en el control de esos contenedores que a diario salen desde nuestro Puerto, comprobando su contenido y lo que de este se declara, afirmando que si existiera un mínimo de diligencia en todo este asunto, a buen seguro que no se perderían por el camino astronómicas sumas que supuestamente deberían ir a parar a las arcas de la hacienda local y nacional respectivamente.

Poco o nada se ha hecho al respecto, siendo por tal motivo que una vez más veo totalmente necesario, poner de relieve lo nefasto de la existencia de esos supuestos polígonos “comerciales”, pozos de opacidad que están perjudicando en todos los sentidos al verdadero comercio local y llevando a un estado totalmente caótico a una parte importante de la ciudad.

Como he apuntado en más de uno de mis artículos, bastaría con cerrar una temporada a ese tipo de “comercio” nuestra “frontera” con Marruecos, para que algunos se dieran cuenta de que el realmente perjudicado sería el país vecino, siendo mínimas las consecuencias para Ceuta. Pues no debemos olvidar, y como así nos confirman los datos, que cada día entran en nuestra ciudad unas veinticinco mil personas y mas de doce mil coches solo para dedicarse a un trapicheo del que viven infinidad de familias marroquíes.

Es evidente que de ocurrir eso, la situación para las autoridades marroquíes se complicaría en exceso, ya que solo habría que imaginar el cabreo monumental de las casi quinientas mil personas que viven directa e indirectamente de todo esto al otro lado de la frontera, para hacerse una idea de la situación a la que tendrían que enfrentarse los marroquíes, cifra está aportada por la Cámara Americana de Comercio en Casablanca, nada sospechosa de dar datos erróneos dadas las buenas relaciones que este país tiene con Marruecos.

Ceuta tiene un presupuesto que ronda los doscientos setenta millones de euros y recauda solamente unos diez millones en IPSI de esos cuatrocientos millones que se supone que se mueven en esos negocios poligoneros. Es difícil saber a ciencia cierta si realmente la Agencia Tributaria española tiene constancia de como se realizan las transacciones de unas mercancías que se sabe que en su mayoría proceden de China via Turquía, y si como se intuye, estas hay que pagarlas en divisas. La pregunta es obvia ¿como se cobran esos impuestos aquí? ¿En dirhams? como lo desconozco, he ahí mi pregunta.

Esta claro que todo este tema tiene que empezar a clarificarse, pues no son pocos los empresarios que también trabajan dentro de la legalidad en esos polígonos, siendo ellos por ende los primeros damnificados. Es a esos a los que hay que ayudar y empezar a erradicar esas naves consigna que están en manos de no se sabe quién.

No hace mucho, esos mismos empresarios solicitaron se realizará un control exhaustivo de esos trailers que salen a diario desde el Puerto a la Frontera, quedando patente en unas de esas inspecciones que algunos de esos transportes, solo habían declarado tan solo unos doce mil euros por una mercancía cuyo valor rondaba casi los doscientos mil. Ahora bien la cuestión es ¿se siguen haciendo esos controles?.

En este punto si que habría que poner mucho más celo y desplegar equipos y medios, formados por inspectores de Hacienda y de Trabajo, apoyados por la Policía, a buen seguro que se empezarían a clarificar las cosas y los ingresos económicos de la ciudad mejorarían, agradeciéndolo esos empresarios que si contribuyen al empleo en Ceuta y haciendo de la frontera algo muy distinto al caos en el que hoy se ha convertido.

Por  Juan Redondo Villalba. AxCE-Grupo Verde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s