Objetivo de Picardo para 2017: que el portaviones ‘Queen Elizabeth’ visite Gibraltar.

Se trata del mayor buque de la historia de la Royal Navy. El puerto del Peñón no tiene tamaño suficiente para acogerlo.

Fabian Picardo, ministro principal gibraltareño, ha reclamado como objetivo para 2017 la llegada y estancia en la base del Peñón de uno de los dos portaciones de la clase HMS Queen Elizabeth, los mayores buques de la historia de la Royal Navy.

Digitales. En una intervención en el Parlamento de Gibraltar, el ministro principal ha sostenido que logrará la presencia de los dos portaaviones de la clase Isabel II. Supondrán, a su juicio, una muestra de continuidad con Reino Unido en todos los asuntos.

Como ya adelantó El Confidencial Digital el HMS Queen Elisabeth visitará el Peñón en plenas negociaciones por el Brexit votado en referéndum en el Reino Unido.

En una visita oficial del ministro de las Fuerzas Armadas, Mike Penning, realizada el pasado noviembre, este prometió a Fabián Picardo la presencia de los nuevos buques de la Royal Navy en los muelles del Peñón.

Aseguró que este acontecimiento tendría lugar como muy pronto a finales de 2017. Y como tarde, en la Semana Santa de 2018.

Son fechas que coinciden de lleno con el inicio de las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea por el Brexit, en las que Gibraltar ocupará un lugar clave.

Problemas para la entrada del gigante en el Peñón.

El plan de envío de los dos portaaviones, que tiene programado la marina británica, presenta grandes problemas técnicos para hacerse factible.

Reino Unido ultima todavía la construcción de los dos mayores buques de su historia, los portaaviones HMS Queen Elizabeth y HMS Prince of Wales.

El primero será entregado a la Royal Navy este mismo año, y tiene previsto que a continuación visite la bases navales británicas. Se trata de uno de los portaaviones más grande del mundo, cercano en tamaño a los de clase Nimitz estadounidenses.

Sin embargo, las características del buque imposibilitan su entrada al puerto de la colonia, debido al tamaño de los muelles, que impiden el atraque del HMS Queen Elizabeth.

Tal y como contó ECD, el muelle no permite maniobrar a buques de más de 150 metros, y el nuevo barco casi lo duplica, con una eslora de 280 metros. A esto se suma que al puerto solo pueden acceder naves de un calado de hasta 9 metros, mientras que el portaaviones tiene un calado de 11 metros.

Por todo ello, se prevé que durante esa visita, el HMS Queen Elizabeth quedé fondeado en las aguas cercanas que rodean al Peñón. Algo que, por otro lado, hará necesario poner en marcha un dispositivo de seguridad de gran envergadura.

Fuente: elconfidencialdigital.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s