El verde esperanza. Por Juan Redondo

Opinión. Se relaciona a este color con la esperanza y debe ser cierto porque según dice el refranero popular esta es lo último que se pierde y en nuestro caso y aun viendo en el horizonte los inmensos nubarrones negros que acechan sobre la ciudad, somos la firme muestra de que bajo ningún concepto perdemos la esperanza de que Ceuta reaccione y empiece a enderezar un rumbo que no presagia nada bueno.

Creo firmemente que aun se puede dar un giro total a la situación y empezar a poner sobre la mesa propuestas que aporten esas medidas eficaces que vengan a sacarnos del actual atolladero en el que se encuentra la ciudad, y desde nuestro grupo político no vamos a cejar en nuestro empeño por ponerlas, aprovechando cualquier oportunidad que se nos presente.

En este sentido debemos tener claro que Ceuta dejó hace ya muchos años de ser una ciudad autosuficiente, que desde que se desmanteló aquella pequeña industria que caracterizó la década de los sesenta y setenta del pasado siglo, hemos tenido una dependencia absoluta de todos aquellos recursos que se nos envían bien desde el gobierno central o bien desde la Unión Europea para cubrir todas y cada una de nuestras necesidades, consiguiéndose con ello que Ceuta se haya convertido en una gigantesca ONG de la que se han acostumbrado a vivir unos y a sacar infinito provecho otros. Esto último sea quizá el principal motivo de que, aun sabiendo desde las instituciones como se sabe donde radica nuestro problema, no se haga absolutamente nada por remediarlo, aposentados sine die en la inoperancia e incompetencia y así nos va.

Son infinitos los campos a explorar si hubiera verdadero interés en hacerlo y a buen seguro que irían apareciendo las oportunidades, una de estas sería la relacionada con todo este asunto del Brexit inglés y que por existir una colonia inglesa al otro lado del Estrecho, puede repercutir directamente sobre nuestros intereses como ciudad. La salida de Gibraltar de la Unión Europea, preocupa especialmente a los “llanitos” que viven en la colonia, pues esta de no haber algún acuerdo bilateral de por medio que perjudique abiertamente nuestros intereses, perderá ipsofacto todos y cada uno de los privilegios y beneficios de los que ha venido gozando desde que se abrió la Verja a principios de los años ochenta coincidiendo con nuestra entrada en el club comunitario.

Fue precisamente esa apertura de la Verja gibraltareña la que cambio radicalmente el panorama de buena parte de nuestra economía, quienes vivimos aquellos años conocimos a la perfección una ciudad abierta al comercio peninsular, con un flujo continuo de visitantes que acudían a Ceuta en busca de productos de importación a buen precio al amparo de los beneficios que ofrecía nuestro estatus de Puerto Franco. Todo eso se perdió en parte por esa entrada en la Comunidad Europea, que si bien proporcionó recursos importantes para la mejora de infraestructuras, no es menos cierto que nos condenó a vivir de la subvención y sobre todo a ver como ese comercio que aquí conocimos como el del “Bazar” nos lo arrebatara Gibraltar, mucho mejor comunicado para aquellos que se aprovechaban de la exención de impuestos que le garantizaba Inglaterra a los productos de importación que se comercializaban en su colonia.

Mientras tanto aquí y como premio de consolación se pretendía poner en marcha una infraestructura comercial orientada al comercio con Marruecos, que a medio plazo se ha demostrado como desastrosa para los intereses locales, pues no debemos olvidar que la cultura económica de los europeos gira en torno a la empresa y a los empresarios como fuente de riqueza y no a la de los mercaderes mas propia del otro lado de la frontera y donde prima el trapicheo y los negocios poco claros. Pues bien en el caso de ese comercio transfronterizo parece que es este último modelo cuyo principal exponente es la nave consigna, el que ha acabado por imponerse, asumiéndose como tal y pasándose olímpicamente de todos aquellos empresarios que pagan sus impuestos y a cuyas quejas no se les hace ni puñetero caso.

A la reformulación de los polígonos “comerciales” habría que añadirle la puesta en valor de nuestro Puerto, pero no amparándose en la estadística utilizada en muchos casos para falsear la realidad y en las que se utilizan datos centrados en el número de visitas de pasajeros pero no en el beneficio económico que estas reportan al conjunto de la ciudad. Estas visitas deben aportar datos fiables y verdaderos, en el que se recojan la repercusión de estas llegadas en la infraestructura económica local, numero de puestos de trabajo creados en el sector de las navieras, procedencias de las tripulaciones e incidencia en las contrataciones de personal local o la existencia de agencias de viajes de calidad, serian algunos de los elementos a tener en cuenta a la hora de hacer una valoración exacta de lo que aporta el Puerto de Ceuta a nuestra economía y de que campos habría que reforzar para que este sea una verdadera fuente de riqueza para la ciudad.

De igual modo tampoco debemos pasar por alto el tema del “bunkering” que se realiza en nuestro Puerto y al que algunos también apuntan como beneficioso para nuestros intereses. ¿Pero es esto es realmente así? ¿que hay de esas gabarras que transportan el gasoil hasta los buques que fondean en nuestra bahía? ¿de donde son sus tripulaciones? ¿realmente repercute esta actividad en el empleo local?. Importantes cuestiones aun por aclarar y que yo sepa hasta la fecha ningún partido de la Asamblea ha planteado ninguna pregunta sobre este tema.

Son muchos los aspectos a mejorar, de ahí nuestra esperanza y contribución para recordar la necesidad de que esto se haga. Si todos remamos en la misma dirección gran parte de nuestros innumerables problemas pueden ser solucionados, no debemos darnos por vencidos y denunciar abiertamente todo aquello que entendamos como perjudicial para nuestra ciudad, no dejándonos embaucar a la primera con la palabrería de aquellos que pudiendo hacer las cosas y teniendo los medios durante años para hacerlas, no han sido capaces o no han tenido interés por dar las soluciones o aportar las ideas que posibiliten ese giro tan necesario para el futuro de Ceuta.

Juan Redondo Villalba. AxCE-Grupo Verde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s