Los talleres sexuales municipales causan malestar entre padres y docentes de San Fernando.

Se presentan las primeras objeciones a los talleres en distintos colegios 

Nota de prensa. Hazteoír presenta una hoja de “Consentimiento informado” para los padres, y continúa exigiendo a la alcaldesa que conteste a las preguntas sobre los Talleres de adoctrinamiento.

Padres y madres que quieren informarse. 

“¿Cómo podemos evitar que se enseñe esto a nuestro hijo de Primaria? Es lo que nos vienen a preguntar las familias que acuden a nosotros en busca de información y de apoyo”, declara Pedro Mejías, portavoz de Hazteoír. “En distintos colegios isleños (Tofiño, Reina de la Paz, y otros) los padres nos cuentan que han acudido a la dirección de los Centros pidiendo información, alertados por lo que les cuentan sus propios hijos…”, continúa explicando HO.  

“Hay que decir que hay máxima colaboración por parte de los centros, que a su vez éstos piden información al ayuntamiento y se las niega. Los docentes son también perjudicados en este despropósito, pues se les acaba la libertad de educación, se les interrumpe la programación de aula, y tienen que afrontar una responsabilidad no buscada ante los padres”, cuenta la plataforma ciudadana.

¿Y qué les ponen a los niños en estos talleres? Pues “videos reales de un suicidio, o modelos de enamoramientos de un mismo sexo”, explica Hazteoír. “Se magnifica el buylling y se enfocan todos los talleres (de violencia de género, de acoso escolar, etc.) desde el llamado “género”, que es autodefinirse hombre o mujer según se sienta en cada momento. Y esto sin contar con el consentimiento de los padres para darles esta ideología. Por tanto, se está vulnerando el derecho constitucional de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones como dice el artículo 27.3 de la Constitución española”.

Dos instrumentos al servicio de los padres: La hoja de “consentimiento” y el libro “que libro que no quieren que leas”

Hazteoír lanza en San Fernando dos instrumentos al servicio de la libertad educativa: una hoja de Consentimiento informado (https://drive.google.com/file/d/0B6P-8ccv-VQrOE4wV05raEg5bU0/view) para los contenidos educativos que sean moralmente controvertidos, y el libro “que no quieren que leas”, un libro editado por HO y gratuito, para saber “lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio”, tal como dice el mismo libro en su portada.

“La hoja de Consentimiento e Información es un documento que el padre o la madre presenta al centro para solicitar amigablemente información, sobre los contenidos moralmente controvertidos que se vayan a impartir a su hijo. Y que si los padres no lo autorizan expresamente, el niño no podrá asistir a ellos”.

“El libro que no quieren que leas, como así se le conoce, está a disposición tanto de los padres (http://hazteoir.org/sites/default/files/documentos/las_leyes_de_adoctrinamiento_sexual-2.pdf) en particular, como de las AMPAS, los equipos directivos, los claustros, etc., y también de otras instituciones locales, para conocer la verdad de lo que se quiere impartir, ya que el ayuntamiento no quiere informar. En San Fernando haremos un esfuerzo para que llegue a todos”. 

Un punto de desinformación y adoctrinamiento.

Por último, respecto al punto de “información” LGTBI que el ayuntamiento de San Fernando quiere instalar en La Casa de la Juventud, Pedro Mejías ha declarado: “Por la información que se ha dado a la ciudadanía, este punto parece más bien de desinformación, pues ¿también se informa a los que quieren cambiar de vida? ¿o la vida homosexual es la única posible para ellos? ¿También se va a contar a los jóvenes los informes, por ejemplo, del colegio de pediatras de EEUU, (http://www.actuall.com/criterio/familia/cruda-realidad-pediatras-de-eeuu-normalizar-la-transexualidad-entre-ninos-es-abuso-infantil/) sobre la transexualidad? ¿Se informa de lo que cuesta a los ciudadanos ese Punto, y porqué los Lobbies LGTBI monopolizan la información a nuestros jóvenes?

Y continuó calificando esta iniciativa de Ana Lorenzo, concejal de Igualdad, y Jaime Armario, de Juventud, como claramente adoctrinadora, pues “a la Casa de la Juventud asisten menores, y los ediles no cuentan con la autorización de sus padres para dar ese tipo de información, lo mismo que con los Talleres, que por otro lado excede las competencias municipales, que son preocuparse por las calles estén sin boquetes –que lo están-, las fiestas sean a gusto de todos –que no lo son-, nuestro patrimonio se enseñe –que ahora no lo es-, y cuestiones de ese tipo que hacen la vida mejor a los ciudadanos, no a difundir sus ideología a través de determinados lobbies homosexualistas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s