El "home jacking": ¿qué es y cómo evitarlo?

Independientemente del tipo de robo, la experiencia sigue siendo difícil de superar. Los nuevos tipos de extorsión se llevan a cabo incluso en presencia de los interesados. ¿Cómo se llama esta última forma de robo y qué medidas preventivas se toman? Le invitamos a leer este artículo para saber lo suficiente sobre el Home Jacking.

Home Jacking: ¿qué es?

El Home Jacking se deriva del Car Jacking, que consiste en tomar un vehículo mientras el propietario está conduciendo. Esta forma alternativa de robo consiste en vigilar al propietario del coche mientras está en casa y luego obligarle a devolver las llaves o las piezas del coche. Esta forma de operar evita que se dañe el coche por alcanzar el arranque o por las prisas por robar. Hoy en día, el fenómeno se ha extendido y ahora se refiere a cualquier robo en presencia de los propietarios. Los ocupantes son violados por los agresores para que los propietarios no intenten tomar represalias, lo que genera angustia o trauma. Esta nueva forma de asalto a domicilio consiste en someter a los habitantes y así tener más facilidad para abrir las cajas fuertes o llevarse los objetos de valor.

Home Jacking: cómo evitarlo o afrontarlo

El Home Jacking tiene en cuenta la presencia de los residentes, por lo que puede convertirse en una ventaja para ellos. Para evitar este robo residencial, hay que abandonar algunos malos hábitos. Una vez en casa, asegúrese de cerrar las entradas principales y ciertos lugares estratégicos. Las ventanas que deben dejarse abiertas son las que no dan acceso al apartamento. Por otra parte, el propietario debe permanecer siempre cerca del control de la alarma por si irrumpen los opresores. Esto permite avisar discretamente a la empresa de seguridad y llamar a la policía. No intente enfrentarse a los ladrones para que la situación no se le vaya de las manos si está a punto de producirse el asalto a la vivienda.